Rinoplastia precio

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica que se realiza en la nariz del paciente para transformar su fisionomía y por tanto su apariencia general, buscando desde el punto de vista estético un equilibrio con el resto de rasgos de la cara.

Es una de las técnicas más habituales de la cirugía plástica y estética, contemplando tanto la reducción del tamaño de la nariz como su aumento, al tiempo que también se puede intervenir en la forma de la punta, o la del dorso, para potenciar la apertura de las fosas nasales o modificando el ángulo de la nariz, buscándose siempre con la intervención la consecución de una armonía estética en el conjunto del rostro.

Es una de las operaciones más demandadas y considerando lo que referíamos en el párrafo anterior, exige una gran pericia por parte del cirujano. En cuanto a su coste, bascula mucho ya que depende de las circunstancias propias de cada paciente, que siempre varían, de manera que resulta un tanto aventurado establecer un precio fijo, aunque por lo general en una rinoplastia precio suele fluctuar entre los 4.500 y los 5.500 euros.

Hay que tener en cuenta que es una intervención que engloba diversos gastos, ya que precisa del concurso de anestesista, enfermera y ayudante, a lo que hay que añadir los gastos derivados del recurso al quirófano, la medicación y el uso de la habitación durante la hospitalización.

En este sentido, pueden haber oscilaciones de precio no solo en función de las peculiaridades de cada caso que se presente, ya que también afectan los distintos costes clínicos y del anestesista de cada hospital, pudiendo darse variaciones dependiendo del tipo de anestesia empleada(general, epidural, parcial, parcial con sedación), el tiempo que se prolongue la operación, así como en función del tipo y la duración de la estancia hospitalaria, pudiendo ser el primero de forma ambulatoria o con internamiento, que habitualmente se prolonga durante 24 o 48 horas. De manera que la parte del presupuesto correspondiente a los gastos de hospital puede experimentar una variación de hasta el 25%.

En el presupuesto se incluye el coste de todas las curas y el de las visitas postoperatorias durante doce meses, periodo después del cual se otorga el alta definitiva. Además, ese precio incluye también la atención quirúrgica en caso de surgir alguna complicación, o en el supuesto de precisar durante esos doce meses algún retoque, refinamiento e incluso una hipotética reintervención. Teniendo que hacerse cargo el paciente tan solo del gasto inherente a la operación: material empleado, quirófano, hospitalización, anestesia, y si las hubiere, del montante de las prótesis.

Los honorarios del equipo quirúrgico, anestesista y, si se ha de recurrir a ella, el coste de la prótesis, se abonarán como máximo, el día previo a la fecha señalada para la intervención. Mientras que los gastos de hospital y quirófano se satisfarán en la propia clínica al otorgarse el alta, aunque al producirse el ingreso se deberá pagar un depósito inicial que le será indicado por nuestra secretaria.