El blog sobre la rinoplastia Instituto de Cirugía Estética y Plástica Dr. E. Lalinde

Rinoplastia: Saber transmitir confianza al paciente.

La rinoplastia, es decir, la intervención quirúrgica por la cual se resuelven los problemas estéticos que afectan a la salud relacionados, principalmente, con la giba ósea, las malformaciones congénitas y las desviaciones hacia la izquierda o la derecha del hueso, es una de las operaciones más demandadas por infinidad de hombres y mujeres que no se encuentran a gusto con su apariencia física. Además, también es posible realizarla con el objetivo de mejorar la salud ya que estas deformaciones pueden repercutir en problemas respiratorios de diversa índole.

Llegados a este punto, hay que decir que, a la hora de que una persona interesada en someterse a una rinoplastia confíe en un médico u otro, la confianza es fundamental. Y es que, al tratarse de una intervención que, la mayoría de las veces, se realiza de forma privada, los pacientes buscan un doctor fiable y que cuente con buena reputación antes de tomar una decisión. De hecho, en este sentido el dinero suele pasar a un segundo plano puesto que la salud y unos resultados que satisfagan las expectativas son elementos que tienen prioridad.

Pero, ¿cómo transmitir confianza a una persona para que se decida a someterse a una rinoplastia con un cirujano estético determinado? Pues, lo primero de todo, es demostrarle que se posee una dilatada experiencia, que se cuentan con todos los títulos necesarios para ejercer la profesión y, por supuesto, que se disponen de las instalaciones y el personal sanitario adecuado como para llevar a cabo una intervención de estas características con todas las garantías de seguridad. De igual forma, aportar al interesado toda la información que precise es de vital importancia.

Por su parte, ser sincero, honesto y objetivo también es fundamental para generar confianza en el paciente. A este respecto, de nada vale crear falsas esperanzas que, posteriormente, no puedan verse cumplidas. Hay que pensar que la rinoplastia, a pesar de ser una intervención que, con el paso de los años y de la investigación médica, se ha perfeccionado hasta niveles insospechados hace no demasiado tiempo, no hace milagros. Por tanto, es muy importante dar al paciente una expectativa realista y acorde a los resultados que puede esperar.

En definitiva, está demostrado que el precio no es el factor principal a la hora de elegir un determinado especialista para llevar a cabo una rinoplastia. La confianza, la fiabilidad y la experiencia son aspectos mucho más tenidos en cuenta por los pacientes y, por tanto, hay que cuidarlos.

Rinoplastia: ¿La nariz perfecta existe?

Es muy probable que, si estás pensando en realizarte una rinoplastia, te asalte la pregunta de si existe o no la nariz perfecta. La respuesta a esta cuestión es complicada y hay que sustentarla sobre la base de que, al contrario de lo que ocurría hace algunas décadas, no existe un patrón fijo válido para cualquier persona sino que, más bien, cada rostro demanda unas líneas y una forma en concreto. Por ello, realizando diversos estudios de la cara de cada individuo, puede llegar a conseguirse la nariz ideal para él.

La cirugía estética moderna ha ido evolucionando poco a poco hasta convertirse en modelación de las estructuras existentes. Para ello, no solo realiza un estudio pormenorizado de la nariz del paciente sino, además, del conjunto de todo el rostro con el objetivo de aplicar las técnicas más adecuadas y avanzadas existentes en la actualidad. Por tanto, lo que prevalece es la naturalidad, la armonía y que, en ningún caso, tenga apariencia de operada.

Por tanto, la nariz perfecta es diferente para cada persona ya que, a todo lo ya comentado, se une la subjetividad del observador. Sin embargo, existen una serie de patrones que, de seguirse a rajatabla, aseguran buenos resultados. El primero de ellos es la simetría ya que las proporciones y las medidas del rostro marcarán la rinoplastia que se debe realizar. Para definirlas, lo normal es que el especialista proceda a dividir el rostro, a través de líneas imaginarias, en tres partes de igual tamaño.

Además, es fundamental que existan unas proporciones bien definidas y ajustadas entre proyección y longitud. Para calcularlas, lo mejor es tener el ángulo del labio y el sexo de la persona en cuestión. De igual forma, también estas operaciones también sirven para ubicar la situación exacta de los orificios nasales. Dicho esto, hay que hacer hincapié en que el especialista tendrá en cuenta la raza del sujeto ya que los cánones de perfección son diferentes para un indoeuropeo, un africano o un oriental, por ejemplo.

En definitiva, puede decirse que no existe una nariz perfecta por norma general sino, más bien, una ideal para cada tipo de persona y es el cirujano plástico el que ha de encontrarla en función a sus características individuales y específicas. Por ello, hoy en día, cualquier especialista realizará los cálculos necesarios y proporcionará al paciente una imagen de cómo esta quedará una vez se haya llevado a cabo la intervención y garantizará buenos resultados.

Rinoplastia : Operación quirúrgica

Con la rinoplastia remodelamos o reparamos la nariz del paciente por motivos de estética o salud. Por lo general, se trata de una operación sencilla, que suele durar entre una y dos horas. Tu única tarea, si has decidido afrontar esta operación, es permanecer tumbado boca arriba, mantener la calma y no preocuparte por nada, siendo consciente en todo momento de que estás en manos de un equipo de profesionales que vela por tu seguridad, con amplia experiencia en casos como el tuyo. Veamos ahora de manera rápida cuáles son los pasos que se seguirán en tu operación.

En primer lugar, la zona a tratar será esterilizada por medio de agua, jabón y líquidos antisépticos, simplemente para evitar posibles contaminaciones durante el proceso quirúrgico. Una vez hecho esto, el equipo médico procederá al marcaje de las líneas de incisión y despegamiento sobre la nariz. Con ellas se marca el camino que seguirá el cirujano durante la operación. Asimismo, se aplicará la anestesia pertinente según cada caso. Ésta será, según decida el cirujano, anestesia local o general, y se puede complementar con algún tipo de sedante o solución anestésica para evitar el sangrado.

Después llega el momento de preparar la vía de acceso para que el cirujano pueda trabajar: la incisión, que puede ser interna o externa. Las incisiones, por supuesto, se reducirán siempre todo lo posible, con el fin de minimizar el trauma quirúrgico. El objetivo es tener la máxima eficiencia con el menor corte posible. En este punto debemos hacer una distinción entre rinoplastia abierta y rinoplastia cerrada. La abierta se lleva a cabo cuando es necesario operar a través del cartílago llamado Columela, que separa las fosas nasales. Con la técnica cerrada, en cambio, todas las incisiones se hacen dentro de la nariz, y no quedan cicatrices de ningún tipo. Este procedimiento tiene la ventaja de ofrecer un resultado sin marcas y, por lo tanto, más natural.

Hechas las incisiones, el cirujano ya puede levantar los tejidos blandos que cubren la nariz, pasando así a la reforma interna de la estructura. Según interese, se procede entonces al aumento o reducción de las estructuras nasales, o, en caso de estar desviado, a colocar correctamente el tabique.
Por último, finalizado el trabajo en el interior, se recomponen tejidos y piel, y se cierran las incisiones con el menor número posible de puntos de sutura. Con esto, tu rinoplastia ha terminado.

Rinoplastia : Como realizar correctamente un cuidado en el verano.

Aunque la rinoplastia es una intervención quirurjica que es aconsejable realizar en épocas más bien frías, se puede practicar en verano, siempre que tomemos las precauciones adecuadas.

La cirugía de rinoplastia es una intervención que se prepara con tiempo, por ello, y para garantizar la tranquilidad del paciente, es bueno que este disponga de unos días para recuperarse, por eso el verano es un buen momento, siempre que haya una espera, de al menos un mes después de la intervención, para tomar el sol.

Después de la intervención, el cirujano colocará unos tapones en la nariz, para evitar que se produzcan que deben mantenerse hasta un máximo de cuatro días. Durante ese tiempo el paciente deberá respirar por la boca, lo que, aunque no es doloroso, sí provoca algunas molestias. Así mismo se coloca una férula sobre la nariz, para protegerla del contacto con el exterior, y se debe mantener limpia y seca, al menos, una semana. En este tiempo el paciente debe tener paciencia, ya que no será, hasta pasadas dos semanas, cuando pueda ver los resultados. Resulta aconsejable que el paciente cuente con algún acompañante que le ayude a evitar mover en exceso la cabeza, porque, de hacerlo, se pueden incrementar las moraduras y retrasar la recuperación.

Es importante que el paciente se mantenga lejos del sol y de los focos de calor, al menos durante los dos meses siguientes a la operación, pasado este tiempo,es cuando se aprecia la desinflamación de los tejidos. También es fundamental que el paciente beba mucho y se encuentre bien hidratado y que se proteja del sol con gorros o sombreros.

A la hora de dormir se produce incomodidad, sobretodo las primeras noches, y comer, es casi imposible, lo mejor es usar una pajita y comer alimentos líquidos, durante los primeros días.

Lo más normal es que las cicatrices de la rinoplastia sean invisibles, ya que las incisiones se realizan por dentro de la nariz, pero no se producirá su completa cicatrización hasta pasados dos o tres meses, como mínimo. Por ello, es importante que el paciente lo recuerde y vaya con mucho cuidado en la limpieza e higiene diaria, de la nariz intervenida.

Respecto a la incorporación a la vida normal del paciente, éste podrá hacerlo pasadas dos o tres semanas, el mismo tiempo previsto para comenzar a realizar ejercicio suave y moderado.

Rinoplastia: La verdad de una cirugía con muchos beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de una rinoplastia? Tal vez te encuentras en búsqueda de lograr un aumento en la confianza o deseas corregir un defecto físico que ha vivido contigo desde que naciste o que fue causado debido a un accidente. Hay varias razones por las cuales un procedimiento de rinoplastia podría beneficiarte, de eso no hay duda.

Si estás pensando en realizarte un trabajo en la nariz, pero aun no estás seguro si este procedimiento sería bueno para ti, ¡echa un vistazo a estos beneficios que hemos recopilado solo para ti!

- La rinoplastia hace que sea más fácil respirar

Los problemas de respiración pueden ser el resultado de un tabique desviado, una nariz torcida, y / o colapso de la válvula nasal. El especialista en cuestión examinará cuidadosamente la nariz para determinar la causa de tus problemas de respiración nasal y elaborará un plan para mejorar tu respiración, al mismo tiempo que hará lucir genial tu nariz.

- La rinoplastia puede corregir una nariz rota

La rinoplastia puede ser tu mejor opción si estuviste involucrado en un accidente de cualquier tipo, ya sea un accidente de coche, una caída o lesión deportiva, puesto que una fractura de nariz es un resultado frecuente. En muchos casos, una rinoplastia puede hacer que las personas se sientan y se vean mejor de lo que estaban antes de su accidente.


- La rinoplastia puede mejorar la apariencia.

Algunas personas simplemente no están contentas con la nariz que obtuvieron de nacimiento. Esto puede causar problemas de autoestima, que van más allá de un simple problema en la piel. Una rinoplastia puede ayudar a aumentar tu autoestima si no estás satisfecho con tu nariz. Una buena rinoplastia se enfocará en hacer que la nariz se vea natural y en proporción a tu cara.

- La rinoplastia puede corregir un defecto de nacimiento.

Para los nacidos con un defecto congénito que causa una deformidad estética y / o problemas respiratorios, es muy recomendable buscar ayuda médica, la cual, puede ser encontrada en un especialista en rinoplastia.

Las personas consideran someterse a una rinoplastia por muchas razones. Pueden estar descontentos con su apariencia o por la forma o el tamaño de su nariz. Puede ser que la forma de su nariz hace que sea difícil para ellos respirar o dormir bien.
Cualquiera que sea tu razón, las personas que optan por una rinoplastia pueden esperar obtener una serie de beneficios que van de lo emocional a lo físico.

Un verano lleno de nuevas actitudes y logros.

La intervención de rinoplastia estética está especialmente indicada para poner belleza donde no la hay, mejorando el equilibrio y la armonía de la cara, incluso para aumentarla, hasta alcanzar niveles de perfección.

Con la rinoplastia se pueden corregir narices demasiado largas, demasiado grandes o con la punta muy gruesa; también se puede levantar la nariz con la punta caída; se puede reducir los orificios nasales, para lograr una apariencia más delicada; así mismo, se pueden aumentar las narices muy pequeñas, gracias a injertos de cartílago que permiten reconstruir la nariz , para que se vea firme y bonita. Las personas que se sometan a esta operación deben ser hombres o mujeres que gocen de buena salud, psicológicamente estables y realistas para afronta los posibles resultados, que hayan superado la edad de crecimiento y se encuentren disconformes con su aspecto o que necesitan mejorar la imagen que los demás tienen de los mismos.

No existe una intervención universal de rinoplastia. Esta cirugía se prepara para cada paciente, de manera completamente personalizada, según sean las necesidades y las características particulares. Se debe realizar un estudio meticuloso para conseguir una armonía estética con el resto de la cara. No se trata de reducir o de aumentar el tamaño de la nariz, lo que se busca es adaptarlo al resto de las facciones y a las características propias de cada individuo. Por ello, es muy importante el diálogo del cirujano con el paciente, para juntos ver las perspectivas de la operación. Ya sea para corregir problemas de la nariz desde el nacimiento o también por las secuelas de accidentes o enfermedades, esta intervención favorecen la autoestima del paciente, al mejorar la imagen que tiene de sí mismo. Los resultados de esta intervención suelen ser muy gratificantes y ayudan al paciente a lograr una madurez psicológica adecuada, dándole confianza en si mismo y el éxito personal, al quedar liberado de complejos.


En la actualidad la operación de rinoplastia estética tiene una recuperación cómoda y rápida, el paciente podrá estar en su casa el mismo día de la intervención. Después de una rinoplastia, el verano es un buen momento para empezar a disfrutar de una nueva vida, de tener nuevas actitudes, en la que el paciente se sienta seguro y con fuerzas renovadas para conseguir sus logros en los diferentes niveles, tanto afectivos, sexuales, sociales y laborales.

Rinoplastia

La Rinoplastia: La cirugía estética de la nariz.

Cuando se habla de rinoplastia,es importante, en primer lugar, saber a que nos enfrentamos. La rinoplastia es una cirugía mediante la cual se intenta mejorar el tamaño, la forma o la apariencia de la nariz, algunas veces por malformaciones o problemas respiratorios y otras por simple estética. Mediante la operación se busca así una mejora en la forma de la misma, entrando en concordancia con el resto del rostro, pero también mejorar algunos problemas relacionados con el sistema respiratorio. Las cirugías en la nariz o rinoplastia, es uno de los tratamientos más comunes y de menor riesgo dentro de las operaciones de estética.

Una de las cirugías a las que más a menudo se enfrenta la rinoplastia es a la reparación del tabique. Esta reconstrucción puede deberse a diversas causas como el uso excesivo de drogas, que produce pequeños agujeros en el tabique, problemas respiratorios derivados de la malformaciones o problemas de nacimiento, y que han de ser operados para mejorar la vida del paciente, o simplemente una necesidad del cliente para cambiar la estética de su nariz, para adaptarlos mejor al resto del rostro. Todo este tipo de operaciones llevan consigo un estudio previo de los diferentes casos y los diferentes clientes, siendo muy importante en este primer paso un trato personalizado del médico o especialista en cuestión. Un segundo paso sería el de proponer cuales son las diferentes vías para paliar el problema, es decir, que tipo de cirugía es la más adecuada para llevar a cabo, ya que cada persona y cada nariz, requieren de tratamientos diferentes. Cuando se va a llevar a cabo la operación, es importante tener claro cuales son los problemas que se pueden derivar de la misma, es decir, cual puede ser el resultado y cuales los efectos secundarios o problemas derivados de la misma. Tras la operación, el paciente necesita un tiempo de cuidado y reposo, siendo muy importante conocer cuales son los diferentes aspectos que hemos de tener en cuenta y cuales los periodos de recuperación. Ante cualquier problema derivado en este periodo de recuperación, es menester contar con profesionales que asesoren al paciente, que cuiden del mismo en este periodo. La información, y la profesionalidad y experiencia de todo el personal que trabaje con el cliente, son sin duda la llave del éxito en este tipo de operaciones y procesos.

Rinoplastia

La rinoplastia: una cirugía segura.
Cuando hablamos de rinoplastia hemos de entenderla como una intervención quirúrgica realizada en la nariz y cuyo objetivo principal es la mejora de los problemas estéticos de nariz. A pesar de que la nariz es un organo complicado y de gran delicadeza, la cirugía no conlleva importantes problemas o efectos adversos, siempre y cuando se acuda a profesionales en la materia.

Varias son las posibilidades que se ofrecen cuando hay que operar la nariz, y cabe decir, en primer lugar, que este tipo de operaciones no han de ser siempre por problemas estéticos, sino que también pueden deberse a malformaciones o problemas respiratorios. La cirugía de nariz es una de las más comunes dentro de la cirugia plástica, por lo que los avances en la materia son muy amplios. Dentro de las malformaciones a las que se puede combatir gracias a este tipo de cirugia cabe destacar algunos como la giba osea, que no es más que el pequeño hueso que sale de la nariz, las desviaciones de la nariz tanto a la derecha como a la izquierda, cirugías para algunos traumatismos, o los problemas genéticos.

En cuanto al tipo de intervenciones de rinoplastia que se pueden realizar, se diferencia habitualmente entre dos:


La conocida como rinoplastia abierta es la operación más dificil para el cirujano, ya que suele venir precedida de un corte en la parte central de la nariz para poder acceder a los huesos y musculos, pudiendo dejar posteriormente cicatriz.
En cuanto a la rinoplastia cerrada, cabe destacar su menor dificultad, ya que no hay corte, por lo que no suele dejar secuelas.


Cuando nos enfrentamos a este tipo de cirugía, varias son las consideraciones previas que hay que tener en cuenta, tanto por parte del cliente como por parte del cirujano. Lo primero que hay que hacer es informarse sobre las posibles soluciones, normalmente a través de un examen, realizado en la clínica. En este caso se tendrá en cuenta la anatomía de la nariz, en relación al resto de la cara, y las posibles soluciones, teniendo en cuenta las diferencias entre hombres y mujeres y las edades. Una vez llevado a cabo este primer paso, el cirujano expondrá cuales son las posibilidades que se ofrecen: el aumento, la reducción, la rinoplastia reconstructiva o la rinoplastia convencional entre otras. Poniendose en las mejores manos, siempre obtendra los mejores resultados.

La rinoplastia: Todos los beneficios de salud que debes de conocer.

La nariz es la parte que más preocupa a todos aquellos que quyiren remodelar su imagen y su rostro. Normalmente si existe algún tipo de desproporción entre el rostro y la nariz, se causa un desequilbrio en todo la cara, que va a perjudicar la armonia de la cara. Este aspecto va a causar graves traumas y complejos en quien tiene una nariz desproporcionada, grande o desviada, de forma que lo único que se puede hacer es afrontar una cirugía drástica o una rinoplastia para corregir estos horribles efectos en cualquier rostro, que pueden ser muy perjudiciales para el estetica y la autoestima de aquellos que padecen por una nariz desprocionada.

Antes de iniciar la cirugía, debes tener muy claro los cambios que quieres hacer, porque la intervención va a tener un impacto importante en tu apariencia y tu imagen.
La rinoplastia puede ayudar a resolver varios problemas que te están causando problemas de autoestima o sentimiento de inferioridad. Si tu nariz no está proporcionada con el resto de tu cara, esto se puede reparar con la rinoplastia.

La rinoplastia es una cirugía estética muy común que se utiliza para remodelar la nariz para reducir o aumentar el tamaño, cambiar la forma de la base o punta, quitar un bache, reducir las fosas nasales y / o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior ... y por supuesto si tienes algún problema de respiración, la rinoplastia es el primer paso para soluciones este problema.

En la mayoría de los casos, los pacientes quieren reducir el tamaño de su nariz o corregir una forma anormal con la cirugía estética de la nariz, pero es posible alargar la nariz corta también. También existe la cirugía reconstructiva de la nariz después de un accidente o una malformación congénita.

La cirugía rinoplastia, ofrece muchas ventajas, mejora la apariencia de tu nariz y le da un aspecto natural y bonito. Además, puede aumentar o disminuir el tamaño de la nariz mediante la eliminación o la adición de un tejido. Este procedimiento consiste en eliminar el exceso de cartílago y las irregularidades de la nariz, y hacer que la misma sea más estrecha o más amplia y que se consiga la simetría del rostro.

En muchas ocasiones es necesario realizar una rinoplastia por razones de salud, tales como tener dificultad para respirar. En este caso la rinoplastia aliviará tu sufrimiento, y a que este tipo de cirugía modifica los conductos nasales para permitirte respirar mejor.

¿ Por que la rinoplastia es una de las cirugías más solicitadas ?

La rinoplastia es el procedimiento de mejorar mediante cirugía la apariencia, el tamaño y la forma de la nariz. Se consigue de esta manera una imagen más equilibrada, dando mayor simetría a los rasgos del rostro.

Es una de las cirugías más comunes y solicitadas, ya que son muchos los beneficios y las correcciones que se pueden hacer. Se puede modificar el tamaño, tanto para que sea mayor o menor, la punta de la nariz solamente, los orificios nasales, cambiar el ángulo de la nariz, y por supuesto rectificar los defectos o malformaciones ya sean por accidentes o de nacimiento.

La edad necesaria para esta intervención va en función del desarrollo del paciente. Generalmente se aconseja realizarla después de que éste haya terminado, cuando se ha pasado el conocido estirón.

Hay varios tipos de rinoplastia;

La estética; para modificar la nariz en función del aspecto que se quiera dar en base a los rasgos de la cara, para conseguir un conjunto armónico y simétrico que da más belleza al rostro.

La funcional; que modifica y corrige alteraciones que pueden dificultar la respiración, como un tabique desviado o una hipertrofia de cornetes.

La reconstructiva; usada como su nombre indica, para reconstruir la nariz, en caso de accidentes, quemaduras o malformaciones.

Una vez terminada este tipo de cirugía, la recuperación no es especialmente dolorosa, las primeras veinticuatro horas siguientes a la misma se puede notar la cara hinchada, dolor de cabeza, nada que no se solucione con medicación. La gran mayoría de pacientes que recurren a la rinoplastia, mejoran los síntomas en un par de días, aunque la hinchazón y alguna molestia, edemas y algo de sangrado tarden entre una y dos semanas en disminuir. Es una de las cirugías con mejor y más rápida recuperación en general, aunque su verdadero resultado se vea cuando ha pasado un periodo de tiempo de al menos un año.

Algo más a tener en cuenta son las posibles complicaciones que puedan surgir como en cualquier proceso de cirugía. En un paciente sano, sometido a esta intervención, con la anestesia programada y controlada, son mínimas, y las que aparecen son fácilmente solucionadas por el cirujano.

Por lo tanto, debido al poco tiempo que lleva la operación, entre una y dos horas generalmente, los buenos resultados estéticos y funcionales, las mínimas complicaciones y una recuperación bastante rápida, hacen de la rinoplastia una de las operaciones más solicitadas.

Como superar el miedo irracional y cambiar tu vida

Existen diferentes tipos de temores relacionados con la cirugía estética y, en muchos de los casos, se trata de miedos totalmente infundados basados en el desconocimiento de los procedimientos médicos llevados a cabo en dichas operaciones, así como de los excelentes resultados a nivel estético.

Ante la necesidad de realizar una operación de rinoplastia, son muchas las personas que dudan y aplazan el momento de la toma de decisión definitiva simplemente por miedo pero ¿miedo a qué exactamente? Existen tres temores principales que suelen superarse con facilidad al hablar con un profesional del caso concreto a tratar.

Generalmente, la anestesia es uno de esos factores a temer por parte de los potenciales pacientes. Basado en comentarios de terceros y tergiversaciones de sucesos concretos, este miedo es lógico pero con poco fundamento a día de hoy. El avance de la ciencia médica y un total control del seguimiento del paciente, hacen de la anestesia un riesgo mínimo en cualquier intervención. Como siempre, hablar con un profesional para resolver todas las dudas y conocer en profundidad el procedimiento médico al cual desea someterse cada persona, será el mejor método para perder este miedo.

Por otro lado, el temor a la propia operación es otro de los grandes protagonistas cuando se trata de rinoplastia. Tanto cuando se trata del sangrado, del dolor o de las molestias derivadas del postoperatiorio, es un temor tan comprensible como necesario puesto que, en cualquier intervención quirúrgica existe un riesgo y es conveniente tener conocimiento de ello. Sin embargo, en el caso de la rinoplastia, se trata de una intervención de riesgo mínimo y el dolor de la operación es casi inexistente. Un correcto seguimiento de las recomendaciones del cirujano y un especial cuidado en ciertas acciones diarias será suficiente para llevar un postoperatorio tranquilo en el que la inflamación y hematomas ceden ante el uso de analgésicos de carácter suave.

Por último, otro de los miedos más comunes es el que se relaciona con el resultado estético tras superar el postoperatorio. Este temor está íntimamente ligado a la inseguridad del propio paciente. Una vez más, será realmente tranquilizador acudir al conocimiento del profesional médico quien ayudará a visualizar de forma real los resultados finales y favorecerá la toma de confianza para iniciar un cambio que mejorará la apariencia del usuario. Así, se observa un gran cambio en casos de rinoplastia antes y después de la operación en la actitud y confianza de los pacientes.

Como acertar con el perfil perfecto.

La rinoplastia es la intervención quirúrgica de la nariz con fines estéticos pioneras en el mundo dela cirugía estética y, a día de hoy, sigue figurando entre las más demandadas. Gracias a esta cirugía ha sido posible disminuir su volumen, corregir y estrechar orificios nasales, eliminar caballetes , cambiar el ángulo entre el labio y la nariz , estrechar la base ósea, etcétera. Exige un dominio perfecto de la técnica y un sentido estético, por tratarse de una zona muy frágil, compuesta por pequeños huesos, músculos , cartílagos y mucosa. Además, el apéndice nasal es un órgano que desarrolla una función fundamental en la respiración, el sentido del olfato y en la función de resonancia de la voz. Por todo ello, no sólo habrá que analizar las facciones para que los resultados sean naturales, buscaremos la proporción, evaluando el estado funcional por si pudieran existir desviaciones del tabique nasal o dificultades para respirar.

La armonía de la nariz fue estudiada durante siglos. Leonardo Da Vinci, en su obra el Hombre de Vituvio intentó buscar la proporción del cuerpo humano y establecer un canon o de belleza. Los patrones estéticos de belleza se asocian a la cultura, es decir, diferentes grupos raciales o culturales tienen un sentido diferente de lo hermoso. Los cánones de la belleza van cambiando según pasan los años pero hay que reconocer que los patrones occidentales suelen ser predominantes, al igual que es imitada su cultura.
Sin embargo, si hablamos de cirugía estética de nariz es importante considerar que es lo que desea el paciente, cuales son los patrones estéticos que le sirven de referencia. En todo caso las medidas deben guardar una proporción entre sí, para resultar estéticamente armónicas. Por ejemplo entre la longitud y la altura de la nariz debe guardarse una relación con su proyección. En general, una nariz fina se suele considerar más agradable que otra muy ancha y mejor una nariz pequeña que una grande. A pesar de las anteriores consideraciones generalistas, una cara grande con una nariz pequeña incumple todas las normas de armonía, por ello el conjunto del rostro debe ser el marco en el que fijarse a la hora de planificar la cirugía de la nariz. Resulta aconsejable acudir a la asesoría del cirujano para que, con su experiencia y formación, pueda valorar todas aquellas características faciales que conforman el rostro, y que repercuten en las demás, facilitando la orientación más adecuada en cada caso.

Grandes cambios positivos que se producen con una rinoplastia.

Para algunos pacientes, la rinoplastia es puramente un procedimiento de cirugía estética. Para otros, es un procedimiento correctivo. En ambos casos los pacientes obtienen beneficios y una mejor calidad de vida en general. Si usted está pensando en realizarse una operación de nariz, le inetresa saber esto:

La rinoplastia antes y despues:

Hay una gran demanda de mercado para los productos que ayudan a las personas a respirar mejor. Los problemas respiratorios son una queja común entre un alto porcentaje de la gente en estos días. Ya sea un caso leve o más severa, no ser capaz de respirar correctamente puede ser un problema frustrante. El metodo más común para ayudar a los pacientes a respirar más fácil es la rinoplastia. La mayoría de la gente, al menos han oído hablar de un tabique desviado, pero muchas personas no se dan cuenta de que tienen uno. O si lo hacen, pueden no darse cuenta de la magnitud o cómo podría mejorar su respiración si tuvieran una cirugía correctiva. Si usted desea mejorar su capacidad respiratoria, la rinoplastia sobre el tabique nasal desviado podría ayudarle.

Muchas personas sufren problemas del sueño relacionados con problemas respiratorios. Algunos de estos problemas pueden ser tan graves como la apnea del sueño. La apnea del sueño puede estar causada por las vías respiratorias bloqueadas o cerradas y pueden dar lugar a diversos problemas de salud. En estos casos la rinoplastia correctiva puede ser la mejor alternativa para ayudar a aliviar muchos de los problemas respiratorios que causan problemas de sueño.

Incluso si usted se somete a una operación de rinoplastia con fines correctivos, lo más seguro es que logre mejorar su apariencia física. La rinoplastia correctiva provoca un cambio en la nariz favorable. Usted puede consultar con su cirujano plástico para ayudar a determinar la forma que quiere dar a su nueva nariz, consiguiendo a la vez corregir algún problema y embellecer, a la ves, su aspecto.

Al reducir el tamaño, la forma o la posición de la nariz, puede ayudar a aliviar los problemas de respiración y dar un mejor aspecto a su nariz y a su cara. Si usted está pensando someterse a una rinoplastia de revisión para ayudar a modificar su respiración, puede averiguar cu´la será su aspecto final, o lo que puede pedir para lograr el cambio deseado. Para muchos pacientes la combinación de la cirugía estética y la cirugía correctiva es la combinación perfecta c on la que van a conseguir los mejores resultados de la rinoplastia.

Cuidado y prevención las claves de un buen post-operatorio

La rinoplastia permite corregir los problemas estéticos que se presentan en el rostro, concretamente en la nariz. Consiste en un tratamiento para mejorar la forma, modificar el tamaño y mejorar el aspecto general de la nariz. En definitiva, el propósito de este tratamiento quirúrgico es lograr un aspecto natural que ofrezca una apariencia equilibrada y armoniosa con el resto de la fisonomía de la cara. Asimismo, permite subsanar imperfecciones de nacimiento y eliminar problemas respiratorios ligados a la estructura nasal.

Uno de los interrogantes más habituales en los pacientes, que se someten a una rinoplastia, es acerca de los periodos de recuperación y la fase postoperatoria. La importancia de un proceso postoperatorio de cualquier clase de cirugía es muy elevada, puesto que es un periodo clave, en el que hay que seguir una serie de recomendaciones y pautas fundamentales para que la recuperación sea efectiva y segura.

Por todo ello es muy importante seguir una serie de cuidados y prevenciones tras dicha cirugía:

- Mantener la cabeza y el pecho elevados a la hora de descansar o dormir, procurando no torcer lateralmente la cabeza.

- Colocar gasas frías en los ojos en los primeros dos días.

- Enjuagar la cara con agua fresca después del primer día postoperatorio, evitando mojar los apósitos.

- Una vez que se retira el taponamiento nasal colocado tras la operación, hay que aplicar suero fisiológico en las fosas nasales cada tres horas aproximadamente.

- Tomar alimentos blandos y fríos durante los dos primeros días, evitando masticar. No ingerir alcohol durante las dos semanas posteriores a la cirugía.

- Tratar de hablar lo menos posible durante los primeros días, evitando reír o llorar.

- No tomar el sol en el rostro, y evitar el exceso de calor durante un mes y medio.

- No emplear lentes de contacto en la primera semana posterior a la rinoplastia.

- Evitar sonarse la nariz y abrir la boca al estornudar durante las primeras seis semanas.


Como es obvio, no se recomiendan los ejercicios físicos que requieran cierto esfuerzo, puesto que las actividades que incrementan la presión sanguínea son perjudiciales durante el plazo de dos o tres semanas. Asimismo, puede dar el caso de que el paciente no quede plenamente satisfecho con la apariencia de su nariz tras la operación, pero has de saber que tendrá mejor aspecto cada día que transcurra. Con el objetivo de ocultar los moratones, se puede usar un lápiz que se puede encontrar en las farmacias y en las tiendas de cosméticos.

La armonía en la cara. ¿Cómo conseguirla ?

Cuando vemos un rostro bello no solemos analizar cuál es el elemento que lo hace particularmente hermoso. Podemos pensar que una cara se puede considerar bella si los ojos, la boca, la nariz y la barbilla son bonitos. Sin embargo el secreto de la belleza reside en la armonía. Sin ningún género de dudas, el equilibrio entre la disposición y el tamaño de cada elemento del rostro es lo que hace que éste sea armonioso. No es tan importante que los ojos sean más o menos grandes o de un color original, la boca o la nariz pueden ser más o menos anchas o alargadas, pero lo que de verdad decide la armonía es que exista un equilibrio entre todos esos elementos. Así, podemos hablar de belleza en personas que no destacan por tener unos bonitos ojos o una voluptuosa boca y que, sin embargo, resultan hermosas pues los elementos de su rostro guardan la proporción adecuada.
Pero si hay un elemento capaz de desequilibrar cualquier cara, ese es la nariz. A pesar de que no participa de la expresión, es algo que no se mueve ni utilizamos para gesticular, como los ojos o la boca, a pesar de ello el apéndice nasal es la clave de la imagen facial, la configuración de la cara varía por completo si se modifica este elemento. Por ese motivo cada vez más personas acuden a la rinoplastia, para lograr ese equilibrio entre la frente, la nariz y la barbilla.
Según sea la forma de nuestro rostro la nariz deberá estar proporcionada a él, un rostro ancho resulta desequilibrado cuando la nariz es muy corta o muy fina; por el contrario, cuando el rostro es alargado lo afea una nariz en forma de trompeta. Lo que puede hacer la rinoplastia es corregir los rasgos que desequilibran el conjunto modificando algún aspecto de la nariz. Realmente nunca nos percatamos de una nariz bonita porque no destaca dentro de la armonía de un rostro bello, pero cuando hay un desequilibrio entre nariz, frente y barbilla la nariz es el primer elemento que llama la atención y es calificada de grande, respingona, chata o larga. El criterio que debemos seguir para corregir el defecto mediante una rinoplastia es dar a nuestra nariz una forma proporcionada con el conjunto del rostro, no se trata de buscar una nariz perfecta, sino de encontrar la nariz que armonice con el resto de nuestros rasgos.

¿ Perder el miedo al coste cuando hablamos de cirugia ? Beneficios vs Precio.

Mirarse al espejo todos los días y ver cómo nuestra nariz no encaja con nuestras facciones, es algo que puede corregirse por medio de cirugía plástica. Este tipo de operaciones son de las más comunes y las más demandadas en el campo de la cirugía plástica. Los hombres son los que actualmente optan más habitualmente por cambiar su aspecto por medio de una rinoplastia, aunque cada vez más mujeres pierden el miedo a someterse a una intervención de este tipo y deciden cambiar la forma de su nariz.
Una rinoplastia puede variar de una persona a otra según sus necesidades. Algunas personas quieren agrandar su nariz, o hacerla más pequeña y fina en otros casos. El tabique o el dorso pueden corregirse, incluso puede cambiar la forma de los orificios nasales. Asimismo, puedes someterte a una operación como esta si tienes problemas respiratorios, mejorando así tu calidad de vida. Ya no es un problema tener una nariz que no te gusta o que te da problemas de salud, porque puedes retocarla mediante cirugía plástica.
Algo que suele preocupar a los futuros pacientes es la relación rinoplastia precio, ya que se piensa que la rinoplastia es una intervención que puede causar un gran gasto, aunque esto no es así. Hoy en día, la cirugía plástica está al alcance de cualquiera. Una rinoplastia no es una intervención cara y además aporta grandes beneficios a las personas que se atreven a llevarla a cabo. Sentir que tu nariz está en consonancia con tu rostro es impagable, y tu autoestima se verá beneficiada en gran medida. Ahora te mirarás al espejo y sentirás la satisfacción que no sentías antes. Tu rostro será armónico, te sentirás más atractivo, y eso es algo que los demás perciben. Cuanto mayor sea tu seguridad, más se fijarán en ti. Por otra parte, si tu problema es que tienes dificultades para respirar, verás que una vez realizada la intervención, la insuficiencia respiratoria que padecías cambia, pudiendo así respirar apropiadamente.
En cuanto al tiempo de hospitalización del paciente, indicar que una operación con anestesia local no requiere un ingreso del paciente. Tan sólo deberá permanecer en el hospital una hora después de que se haya realizado la intervención. Transcurrido este tiempo, el paciente podrá irse a su casa.
Como puedes ver, todo son ventajas. Someterte a una intervención de rinoplastia, conlleva una mínima inversión con innumerables beneficios para la salud física y psíquica.

Conseguir un buen aspecto es sencillo con un profesional

La rinoplastia u operación nasal es una de las cirugías plásticas más comunes. Los motivos pueden ser diversos, así como las soluciones. Se puede modificar tanto el aspecto como la forma o el tamaño. Así, se puede aumentar o disminuir, modificar la punta, corregir el tabique o empequeñecer los orificios. Una rinoplastia también afecta al ángulo entre la nariz y el labio superior o entre la nariz y la frente. Este tipo de cirugía resulta igualmente muy útil en casos de accidentes o para corregir defectos de nacimiento, lo que repercute a la larga en una mejora de la salud.

Cada paciente se estudia de forma aislada, pues no solo entra en juego el aspecto de la nariz en sí, sino el de esta dentro del conjunto de la cara. Asimismo, un buen profesional en todo momento va a buscar un efecto natural y armonioso. Por ello también resulta fundamental confiar en las manos de auténticos expertos al tratarse en realidad de una cirugía bastante delicada, que necesita una gran dedicación. Tras la consulta dos términos resultarán fundamentales para el usuario: dorso y septum o caballete y tabique, además de la punta nasal.

Sin embargo, más allá de la apariencia estética, uno de los motivos más comunes de rinoplastia son los incómodos problemas de respiración o aquellos otros que entorpecen el sentido del olfato. Estos síntomas pueden además acarrear sinusitis crónicas y el maxilar o la mandíbula pueden verse igualmente afectados. Para solucionarlo, habrá que recolocar el septum y arreglar la hipertrofia de los cornetes. Puede igualmente darse el caso de que el paciente presente peligrosos pólipos, los cuales deben controlarse periódicamente dado que podrían derivar en cáncer. En estas circunstancias si, además de solucionar un problema de salud, se puede mejorar la estética, entonces el resultado es doble.

Otra de las causas por las que se solicita una rinoplastia es en busca de una resección del dorso. Con este fin se suele realizar un raspado del hueso del tabique nasal. A continuación se realiza una osteotomía, para amoldar la estructura ósea al nuevo dorso. En cuanto a la punta, esta puede elevarse además de estrechar la base nasal. En casos de terminaciones nasales anchas, se aproximan los cartílagos mediante sutura. No obstante, la rinoplastia convencional y estándar se corresponde con una simple reducción de nariz. En esta operación se retira el exceso de hueso y se remodelan los cartílagos.

Casos reales constatan la eficacia de una rinoplastia antes y después de la intervención.

La rinoplastia se ha convertido en una de las operaciones de cirugía más comunes. Entre las causas no solamente se encuentra la estética, sino que muchas veces responde a motivos meramente funcionales o de orden reconstructivo. Sirve de gran ayuda a personas con el tabique desviado o con abundancia de cornetes nasales. De este modo, tras la intervención, pueden por fin respirar adecuadamente o dejar de sangrar con frecuencia en el último caso. Asimismo, muchas veces se olvida la enorme valía de la cirugía plástica como agente reconstructivo. Con la rinoplastia se pueden eliminar deformidades por enfermedad o congénitas, así como reparar fracturas por accidentes.

Otras muchas veces se puede aprovechar la intervención para eliminar pólipos, tumores o sinusitis con un fin igualmente estético. Así, se pueden corregir narices con alas nasales demasiado anchas, excesivamente largas o con gibas vistas de perfil. También se puede añadir volumen a las que sean demasiado pequeñas para una cara estándar o levantar puntas nasales de aspecto caído. En suma, se busca siempre la armonía facial con el fin de que el paciente recobre la confianza en sí mismo. De este modo el bienestar psicológico redunda en el estado de salud general del individuo.

Para llevar a cabo una operación de este tipo, se utiliza anestesia general y no deja ningún tipo de cicatriz. Durante las siguientes 24 horas a la operación, se ha de taponar la nariz. Además se debe colocar una férula durante unos 10 días más en función del caso específico de cada persona. Algunas de las complicaciones que pueden surgir tras la operación son de naturaleza leve y terminan igualmente por superarse. Entre ellas se encuentra la formación de un hematoma en la zona de los párpados inferiores, el cual suele durar igualmente un máximo de 10 días. La infección, aunque infrecuente, también podría aparecer a las seis semanas.

Asimismo, otras tantas veces la rinoplastia forma parte de un conjunto de reconstrucciones faciales, donde se pueden incluir desde el levantamiento de cejas y párpados caídos hasta la reducción de papada o arrugas. Por ello, los doctores siempre realizan un estudio previo del paciente en función de sus propios deseos y, acorde con esto, le informan de los pros y los contras de cada operación. Se ha de tener en cuenta igualmente que con la rinoplastia se pueden alterar los ángulos entre la nariz y la frente o el labio superior.

¿ Que preguntas debes realizar al medico antes de someterte a una rinoplastia ?

La rinoplastia o cirugía de nariz, es ahora uno de las operaciones de cirugía estética más utilizadas. Es importante tener en cuenta todos los aspectos de la operación antes de someternos a ella. Un factor básico es elegir un médico profesional y con suficiente experiencia en este tipo de operaciones si queremos que la misma se realice con éxito. Aunque es imposible predecir el resultado, lo mejore es realizar algunas preguntas a nuestro médico, con el fin de controlar el proceso.

1.-Sobre la especialidad médica

La primera pregunta que hay que hacer está relacionada con la propia cualificación profesional del médico que va a realizar la operación. Debemos prguntar o averigurar que se trata de un médico colegiado como tal y que, además, está en posesión de la especialidad de cirugía plastica, ya que ello es determinante para no tener problemas en la operación a la que vamos a someternos.


2.-Sobre el número de intervenciones de rinoplastia que ha realizado a otros pacientes.

Para lograr la apariencia que deseamos, es importante encontrar un cirujano que tenga una amplia experiencia en la realización de intervenciones de rinoplastia. La mejor opción es encontrar un médico que haya realizado el procedimiento cientos de veces. Si un cirujano potencial tiene sólo un par de veces a la rinoplastia, es preferible buscar un médico con más experiencia.

3.-Ficheros del "antes y después" de otros pacientes

Muchos médicos mantienen registros que contienen imágenes de sus pacientes antes y después de la operación de cirugía. Si vemos los resultados de otras operaciones, podemos hacernos una idea más concreta de cómo va a ser el resultado en nuestro propio rostro. En muchos casos, los médicos son capaces de proporcionar a los pacientes un libro que contiene una gran variedad de imágenes de los pacientes. Estas imágenes pueden ayudar a determinar si el cirujano produce los resultados que deseamos y también puede ayudarnos a tener una idea de los efectos que se pueden lograr con la rinoplastia.

4.-¿Cuál es el proceso de recuperación?

El período de tiempo que necesitamos para recuperanos tras la rinoplastia es tan importante como la cirugía misma. El cirujano debe ser capaz de proporcionarnos explicaciones detalladas sobre cómo sera el post-operatorio y la duración del proceso de recuperación. Previamente a la intervención de cirugía, debemos tener una idea de cuánto tiempo pasará antes de que podamos reanudar nuestras actividades normales, al tener esto controlado estaremos mejor preparados para asumir el perido de recuperación con tranquilidad.

¿ Cual es la mejor manera de cuidar tu nariz del sol ?

Durante el verano exponemos nuestro rostro más que nunca a la exposición solar. La nariz es una zona especialmente vulnerable que puede verse afectada por quemaduras solares e irritaciones si no tenemos cuidado y la protegemos cuando estamos realizando cualquier actividad al aire libre.

Además, la nariz puede sufrir cáncer de piel cuando se la ha sometido a una exposición excesiva al sol, siendo una de las patologías más difíciles de tratar debido a la compleja anatomía de esta región. Una vez que el cáncer se ha eliminado, la reconstrucción puede ser un reto, ya que la nariz es una estructura rígida que se basa en importantes y complejas referencias anatómicas para su aspecto estético, por lo que suele requerir la realización de una rinoplastia que siempre debe ser practicada por médicos cirujanos expertos en cirugía estética y en reconstrucción de esta parte importante del rostro. Por todo ello prevenir el cáncer de nariz y de piel es la mejor manera de evitar la cirugía. Así que, ¿cuál es la mejor manera de proteger tu nariz de los peligros de los rayos solares y el cáncer potencial de la piel? La respuesta es simple: Asegúrate de mantener la nariz fuera de una exposición excesiva al sol o de protegerla adecuadamente. Para ello lo principal es que apliques un crema solar de amplio espectro, con un factor de protección de al menos 15 grados. Es importante tener en cuenta que no todos los protectores solares son iguales. Las formulas más eficaces son los que contienen protección contra los rayos UVA y UVB. Para la mejor protección, la crema solar debe contener uno o más de los siguientes ingredientes: dióxido de titanio, óxido de zinc, avobenzona o ecamsule. Actualmente hay muchas cremas con nuevas formulas, elegantes y discretas, por lo que la protección de tu nariz no significa que tengas que sacrificar tu imagen.

Además de usar el protector solar adecuado, es crucial que sepas aplicarlo correctamente. La mayoría de gente se pone muy poca protección solar y con poca frecuencia. Es esencial que volvamos a reaplicar la crema protectora frecuente, aproximadamente cada dos horas. Si nos hemos bañado en el agua del mar o la piscina, debemos volver a aplicar la crema tras el baño, así como si hemos sudado mucho realizando alguna actividad deportiva. Además de la protección solar, podemos proteger nuestra nariz del sol usando métodos adicionales de protección como puede ser usar un sombrero de ala ancha, que es muy eficaz para bloquear la luz UV.

Olores de verano. Crema, agua salada, arena....

La nariz es un elemento esencial del rostro que puede dar armonía al mismo o, por el contrario, romper su simetría. Por este motivo solemos preocuparnos mucho de la forma de nuestra nariz. Dentro de la cirugía estética la rinoplastia es la intervención más frecuente, ya que una nariz demasiado grande o deforme suele causar inseguridad y complejo al que la tiene. En nuestra consulta las preguntas más frecuentes giran en torno a la rinoplastia precio, aunque el coste o precio de la rinoplastia puede variar mucho de unos casos a otros, así como el tipo de intervención y complejidad de la remodelación que se tenga que efectuar.

Una vez hayamos conseguido el aspecto deseado de nuestra nariz, es el momento de que empecemos a disfrutar de la misma y para ello no debemos limitarnos al factor estético, sino que tenemos que comenzar a deleitarnos con los diferentes matices que cada olor nos proporciona. El olor es un factor decisivo para apreciar la gastronomía, el aroma de un perfume y hasta la atracción que nos hace sentir nuestra pareja. Por lo que únicamente tenemos que limitarnos a disfrutar de ello.

Con la llegada del verano podemos sumergirnos en la esencia de cada rincón que visitamos gracias a las sensaciones que percibimos a través del olfato. Si estamos en la playa vamos a disfrutar del salvaje olor del agua del mar, del de la arena cálida e incluso del de nuestra crema de protección solar y esta combinación de factores va a contribuir a que nos relajemos todavía más. Tampoco podemos olvidarnos del típico olor del chiringuito, con el aroma del sabroso pescadito frito y para terminar el inconfundible olor del helado, vainilla, fresa, horchata o limón granizado.

Si hemos elegido el campo como lugar de vacaciones, solo tenemos que abrir al máximo la mente y las fosas nasales para disfrutar de los múltiples olores que pueblan la naturaleza, de los que a menudo no somos conscientes: los diferentes árboles, los pinares, los bosques, las múltiples hierbas aromáticas tales como tomillo, romero, hierba buena, etc. configuran un paraíso olfativo que merece la pena explorar y descubrir.

Este verano tienes ocasión de experimentar y percibir los olores del verano, con los que vas a relajar tu cuerpo y tu mente y vas a conectar de forma más directa con la naturaleza. Deja que tu nariz se convierta en tu guía y disfruta.

Cuando un profesional trabaja se consiguen los mejores resultados

Las operaciones de nariz son uno de los procedimientos más comunes de la cirugía plástica.
Como en cualquier trabajo profesional, la experiencia sumada al conocimiento es la clave del éxito y de los buenos resultados. No en vano es una pregunta frecuente entre las personas interesadas en solicitar este tipo de servicios profesionales ir fijándose en las personas que parecen haber sido intervenidas y preguntarles por su cirujano cuando se encuentran con un resultado de su agrado.
Y es que muchos cirujanos se dedican a este tipo de intervenciones, pero no todos pueden garantizar los mismos resultados.
Una manera de detectar a un buen profesional está en su lista de espera. Esperar no es cómodo para los clientes, pero el gran volumen de trabajo sí suele ser indicativo de estar ante un buen profesional. La gente busca la calidad y está dispuesta a pagar por ella aunque se haga de esperar si se sabe que el resultado va a ser bueno.
Además, no hemos de olvidar que toda intervención quirúrgica entraña un riesgo y que ponerse en manos de un profesional experimentado aporta muchas garantías de tranquilidad.
La rinoplastia suele ir asociada a otros problemas médicos (no solo a la estética) que pueden o deben solventarse durante la intervención y que deben desaparecer como resultado de ella. Por ello un cirujano especializado en este tipo de intervenciones debería aunar la mano estética y la médica, ya que la nariz es un órgano extremadamente importante, ya que gracias a él obtenemos el aire necesario para oxigenar nuestra sangre, al tiempo que sirve de filtro para dejar fuera ácaros y bacterias.
El buen cirujano sabrá escuchar los deseos y expectativas del paciente, y gracias a su experiencia podrá asesorarle y corregir o afianzar la posibilidad de obtener los resultados deseados. No hemos de olvidar que a la hora de realizar una rinoplastia, cada persona parte de una materia prima diferente, que es su propia nariz, por lo que no siempre es posible modificarla a cualquier nivel, sino que la corrección se realiza a partir de las limitaciones anatómicas de la nariz previa, y siempre tomando la decisión más saludable para el paciente. Es decir, que la modificación de la nariz no le perjudique en ningún momento a su sistema respiratorio o cualquier otro aspecto de salud, cosa que solo un profesional altamente cualificado y experimentado puede valorar.

Rinoplastia como solución para mejorar la calidad de vida.

La rinoplastia es una cirugía plástica que permite cambiar la forma y el tamaño de la nariz. Resulta ser sumamente importante considerar los ángulos del rostro que posea el paciente, a la hora de decidir cuál será la nueva forma que le otorgará el profesional a la nariz.

La rinoplastia resulta ser una de las cirugías plásticas más importantes y demandadas por los pacientes. Al ser una parte del rostro, resulta ser necesario que los pacientes que deseen cambiar su apariencia sepan que la cirugía no solamente cambia su tamaño, sino que también es posible cambiar la forma que posee en los detalles más ínfimos. Es factible modificar la forma que tiene la punta de la nariz, el tamaño de los orificios nasales, como así también el ángulo que posee y el grosor que tiene entre las cejas.

Resulta ser sumamente importante que el grupo de profesionales hable con cada uno de sus pacientes antes de efectuar las cirugías que se deben realizar, ya que se deben despejar todo tipo de dudas que puedan surgir, antes de efectuar la operación. De este modo, es necesario considerar que una cirugía estética es sumamente vital para el paciente, ya que significa un cambio importante para su vida.

Además, es el cirujano quien será el encargado de hablar con su paciente para saber porqué ha decidido realizarse la cirugía estética, en primera instancia. Luego, se debe analizar el tamaño o la forma que adoptará la nueva nariz que el paciente desea adoptar. Pues el ángulo de la nariz, junto con el tamaño de la misma, debe corresponder con el ángulo de la cara que él tiene. Ésto es uno de los puntos fundamentales en los que se debe poner foco, pues cada persona resulta ser única y su nariz irrepetible. En este sentido, respetar los ángulos de la cara a la hora de efectuar los cambios a través de una cirugía plástica es uno de los objetivos importantes de la rinoplastia.

En E. Lalinde y Asociados S.L entendemos que esto es importante para ti, por eso a la hora de realizar cirugías plásticas escuchamos lo que las personas necesitan y así logramos mejorar, no solamente su imagen, sino también su vida en general. Pues una cirugía plástica no solamente es un cambio estructural, sino y por sobre todas las cosas, se trata de un cambio para mejorar la calidad de vida.

Beneficios de la rinoplastia.

BENEFICIOS DE LA RINOPLASTIA

La rinoplastia es una intervención quirúrgica por la que se solucionan ciertos problemas relacionados con la nariz, principalmente es una cuestión de estética. Se busca un patrón simétrico en la cara.

¿REALMENTE ES COMÚN?

Modificará el tamaño o forma de la nariz, ya sea aumentar o disminuir el tamaño, arreglar la zona del puente o la punta de la misma. Hace falta un estudio personal para cada individuo, ya que es la única manera de que se haga un buen trabajo y encajen los rasgos de la cara a la perfección.

Es una operación más común de la que podemos llegar a pensar, en nuestro país, curiosamente se les realiza más a los hombres que a las mujeres. Cada vez es más frecuente esta operación, pues con el tiempo el precio se ha abaratado (entre 1700 y 2500 euros) y está al alcance de más gente. Además, personajes famosos actúan como prescriptores de esta intervención.

¿QUÉ ME APORTA? VENTAJAS Y CLASES

 

Precio Rinoplastia

La Rinoplastia precio es un procedimiento de cirugía plástica para corregir y reconstruir la forma de la nariz, restaurando las funciones fundamentales y mejorando la estética de la nariz, mediante la resolución de los traumas nasales de defecto congénito, impedimento respiratorio o de otra rinoplastia precio fallida. En las cirugías rinoplastia precio cerrada y rinoplastia precio abierta toma partido el otorrinolaringólogo (oído, nariz y especialista en garganta), el cirujano maxilofacial (mandíbula, cara y especialista del cuello) o el cirujano plástico para crear una nariz funcional, estética y nominalmente proporcional separando la piel nasal y los tejidos blandos del marco oseo nasal, corrigiéndolos según los requisitos de forma y función, suturando las incisiones y aplicando recursos para inmovilizar la nariz corregida y de ese modo asegurar la correcta cicatrización de la incisión quirúrgica.

El procedimiento no quirúrgico de rinoplastia precio mejora y modifica los defectos leves de la nariz por medio de inyecciones subcutáneas de correctores biológicamente inertes; los resultados tienden a ser relativamente transitorios, en comparación con los resultados de la cirugía de la nariz.

Si usted decide tener anestesia local, debe prepararse para los sonidos de su médico trabajando en los huesos y el cartílago de la nariz.

La nariz puede tener un gran impacto en su imagen y apariencia. Si usted es infeliz con su nariz y lo ha sido durante mucho tiempo, la rinoplastia precio es una opción razonable a considerar. Al igual que con otros procedimientos cosméticos, es más probable que sea feliz con los resultados de la rinoplastia precio teniendo las expectativas claras y realistas acerca de lo que puede lograr la cirugía y al precio que lo hace y si compartes esto con tu cirujano plástico.

Los costos de la cirugía incluyen no sólo el precio del cirujano, sino también la disposición de la operación, el precio del anestesiólogo, el precio de los medicamentos, el precio de las tablillas y otros servicios y materiales que se presentan a precio reducido.

La férula y el vendaje alrededor de la nariz se quitarán en una semana. Su cara se sentirá hinchada durante varios días. Compresas frías pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor. Su médico también le puede recomendar medicamentos para el dolor. Tarda de 10 a 14 días hasta que la mayoría de la hinchazón y amoratamiento mejoren.

Necesitará mantener la cabeza elevada durante los primeros días después de la rinoplastia precio. Pueden pasar varias semanas antes de que pueda volver a actividades extenuantes.

Planificando la Rinoplastia.

Dentro de todas las posibilidades que ofrece la cirugía plástica y estética, la rinoplastia es una de las operaciones más comunes y que cosechan un mayor grado de satisfacción por parte de los clientes.

Por rinoplastia se entiende el tratamiento a través del cual se consigue modificar la forma, tamaño o características de la nariz, para conseguir que ésta presente el aspecto deseado. En la actualidad, muchas personas se han sometido a una rinoplastia con la finalidad de ganar confianza, sentirse más atractivos o solucionar algún problema causado por una enfermedad o accidente.

Antes de someterse a una rinoplastia conviene planificar concienzudamente todo el proceso, desde el principio hasta el final. Para ello, puede contar con la confianza y el apoyo del equipo de profesionales que forman el Instituto Dr. E. Lalinde, quienes estarán a su lado para solucionar cualquier tipo de duda o para informarle acerca de cualquier procedimiento.

En su primera consulta, el médico especialista en rinoplastia llevará a cabo una primera toma de contacto con el paciente, en la que intentarán conocer las motivaciones del mismo para someterse a una rinoplastia, el estilo de vida, si es fumador o no, entre otras muchas cuestiones que pueden tener un efecto directo a la hora de entrar en quirófano. Además, se realizará un chequeo médico con análisis de sangre y electrocardiogramas, con la finalidad de comprobar que el estado general de salud del paciente es el adecuado.

Este también será el momento en el que el paciente deberá preguntar cualquier tipo de duda a su médico, y concretar con él los detalles de la rinoplastia. No se trata solamente de especificar qué tipo de nariz se desea y cuáles son las partes a mejorar, sino de ahondar un poco más en las cuestiones técnicas, en tener información sobre el tipo de anestesia que se utilizará, cómo será el postoperatorio, qué medidas de seguridad se deberán tomar, etc.

En el terreno personal, es muy recomendable contar con el apoyo de alguna persona cercana que pueda acompañar al paciente en los momentos previos y posteriores a la operación. De esta forma, se consigue ganar confianza y tranquilidad y hacer que el proceso sea mucho más llevadero.

Lo cierto es que la rinoplastia es una operación sencilla con la que se pueden conseguir grandes resultados. No en vano es una de las operaciones de estética más demandadas. No obstante, y a pesar de todo esto, conviene planificarla para ser conscientes en todo momento de las ventajas e inconvenientes que pueden derivarse de ella. Y, para esta planificación, no olvide que cuenta con todo el apoyo de sus médicos especialistas del Instituto Dr. E. Lalinde

Pagina de inico