Rinoplastia Instituto Dr. E. Lalinde
C/ Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18  

volver inicio

La cirugia de rinoplastia

Férulas y taponamiento en rinoplastia

Después de la cirugía, se le pone al paciente una férula plástica externa que se moldea con calor para sostener la estructura ósea que se acaba de reconstruir.

Férulas y taponamiento en rinoplastia

Para estabilizar el tabique nasal (la pared divisoria entre los pasajes aéreos), tras una septoplastia o rinoseptoplastia, también se le puede colocar al paciente una férula de silicona suave o tapones nasales.

Férulas y taponamiento en rinoplastia

Las incisiones de las mucosas se cierran con suturas reabsorbibles. Las incisiones cutáneas han de afrontarse con suturas de Nylon monofilamento de 5 o 6 ceros.

Si se le colocaron tapones en la nariz se le retirarán al día siguiente o bien en cuanto sea posible en función de la cirugía realizada y se sentirá mucho más cómodo.

Hacia el final de una semana, se deben retirar todas las férulas y suturas.

Taponamiento

Habitualmente no colocamos taponamiento tras la cirugía ya que esto hace que el postoperatorio sea mas incomodo

Rara vez al final de la cirugía se coloca en el interior de las fosas nasales un taponamiento con gasa impregnada en pomada antibiótica (que se retira entre 24 horas y 4 días después de la operación, dependiendo del tipo de cirugía realizada (cuanto menos, mejor). Esto nos permite recolocar con precisión las estructuras de la punta e impide la formación de los hematomas en el septum.

Una alternativa son las suturas en septum, cierre meticuloso de las incisiones y mínimo trauma.

Apósito

En la parte externa de la nariz situamos un vendaje con esparadrapo y una férula plástica termolábil con el fin de inmovilizar los tejidos. Este paso es muy importante en el resultado final, de manera que si no se realiza correctamente puede estropear una operación.

Aplicamos una capa de adhesivo (Novecutan®) y sobre ésta colocamos, con cierta presión y modelando la nariz, esparadrapo antialérgico), de manera que se contrarreste el edema y que la piel se adapte tan exactamente como sea posible a las estructuras subyacentes.

Las primeras tiras las pegamos en la región de la glabela en forma de X, para ir descendiendo en dirección hacia la punta nasal y transversalmente, haciendo mayor presión en el área del supratip. Finalmente, las tiras se colocan modelando la punta (como abrazándola), pero teniendo cuidado de no deformar los cartílagos alares. La compresión exagerada de los mismos puede provocar el pinzamiento de la punta. Su tiempo de permanencia depende del tipo de intervención y suele ser de una o dos semanas.

Por encima del esparadrapo colocamos una férula plástica termolábil. Normalmente la dejamos durante una semana. Cuando el paciente presenta un excesivo edema post-operatorio puede ser necesario hacer otra nueva férula que utilizará durante otra semana más.

Aplicamos gasas mojadas en suero frio en los párpados ya antes de la osteotomía, de manera que compriman y enfríen la región. Estos se mantienen hasta 24 horas después de la operación. La cabeza siempre ha de estar elevada.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clinica autorizada por la Comunidad de madrid. Especialistas en Rinoplastia y Cirugia de la nariz

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2010 Todos los derechos reservados